COMEDEROS DE AVES

Sábado 23 de enero, Tres Cantos (Madrid)

Las aves urbanas son nuestros vecinos emplumados: animales importantísimos en los ecosistemas más cercanos a nosotros y muy necesarios para nuestro bienestar. ¿Por qué son tan importantes? Entre otras muchas cosas se alimentan de insectos, realizando un control poblacional de ellos e incluso combatiendo plagas en los campos de cultivo; esparcen semillas de numerosas plantas y sirven de alimento para otros animales de la cadena trófica. Son las que convierten nuestros espacios verdes en verdaderos hábitats naturales, por ello debemos conservarlas sanas y salvas.
Por desgracia no se lo ponemos nada fácil: la pérdida de hábitat, la competencia entre especies (sobre todo con especies invasoras, como la cotorra argentina (Myiopsitta monachus)), las enfermedades o la depredación por parte de los gatos callejeros hace que cada día la supervivencia en las ciudades sea más difícil para las aves.

Una de las formas que tenemos de ayudarles es facilitarles la comida a estas especies que en invierno pasan hambre, debido a que desaparecen gran parte de los insectos, frutos y semillas naturales de las que se alimentan habitualmente. Además, este año lo han pasado verdaderamente mal a causa de las fuertes nevadas que ha traído el temporal “Filomena”. Por ello consideramos muy importante inculcar este mensaje en los más pequeños y en sus familias con la actividad de “Comederos de aves”.

Primero realizamos una pequeña charla explicativa antes de comenzar la preparación culinaria. Mostramos a las especies más comunes y habituales en nuestros barrios y comederos, desde el gorrión común y el mirlo hasta la Curruca capirotada y el pinzón vulgar, aprendimos sus peculiaridades y sus amenazas. ¡Ah! y muy importante: explicamos el motivo del porqué no es beneficioso ofrecer de manera constante pan o comidas procesadas con azúcar o sal como alimento para los pájaros, ya que abusar de este tipo de comidas genera desequilibrios nutricionales. Al igual que cualquier ser vivo, necesitan una dieta variada en nutrientes: ofrecerles pan constantemente es como si nosotros comiéramos todos los días en el Mc Donnalds.

Por mucha hambre que nos entrara… nos pusimos manos a la obra rodeados de un amplio catálogo de alimentos para nuestros vecinos emplumados como: pipas, alpiste, maíz, manzanas, manteca de cerdo, e incluso unos pocos gusanos que despertaron un gran interés entre los niños. Muy importante: hicimos uso de todo tipo de materiales reciclados (tetrabriks, botellas, hueveras, maderas…) para realizar las estructuras de los comederos y aprovechamos para concienciar acerca de los residuos que generamos.

Por último, salimos a los alrededores del aula y colocamos los comederos realizados. A algunos peques les entusiasmó tanto que se llevaron a casa algún comedero para poder ver todos los días desde su ventana a los pájaros y poder echarle una mano a la valiosa biodiversidad de su zona.
En conclusión, tenemos que valorar y proteger a cada ser vivo de nuestra ciudad. No consiste solo en vivir, sino en convivir.

->PINCHA AQUÍ para descargar el PDF del resumen de la actividad<-

Además, si quieres información sobre cómo construir un comedero para aves, te dejamos a continuación un breve manual acompañado de fotos que pueden servirte de inspiración para el diseño de tu comedero.

-> PINCHA AQUÍ para descargar el PDF de “¿Cómo construir un comedero para aves?” <-